Todo lo que debes saber sobre la computación en la nube

Si el hosting de un sitio web es un terreno en una ciudad, la nube es la ciudad. Es, sin duda alguna, la característica tecnológica que ha revolucionado y seguirá mejorando las posibilidades que tiene Internet. El concepto de computación en la nube parte del uso de este vasto territorio para implementar aplicaciones que son limitadas solo por la creatividad. Y que te han favorecido sin que lo notes. Continua con nosotros para que aprendas más sobre Todo lo que debes saber sobre la computación en la nube. 

¿Qué es la computación en la nube?

El cloud computing no solo es el almacenamiento de tu base de datos, o las aplicaciones que se ejecutan desde el Internet.  Son todos los procesos que utiliza el mundo online para realizar sus funciones. Cuando en los 80 se unen dos ordenadores en una universidad, nace el internet y a su vez la nube. ¿Por qué? Debido a que una es la materia y la otra es la energía. El internet es la energía, es la fuerza con la cual tu máquina se comunica con otra, a velocidades medibles, en bytes por segundo. La nube es el volumen de este internet y se mide casi siempre una unidad parecida a una masa digital (bytes). Entonces la computación en la nube es todo lo que está en medio. Es decir, es la vida del internet. En la época donde las paginas web iniciaron la nube era el hosting y la computación en la nube, los procesos para comunicar tu ordenador con la página.Claro, estas características eran limitadas por la infraestructura, el bajo nivel de almacenamiento, procesamiento e internet. Ahora con toda la evolución en software y hardware, la computación en la nube tiene posibilidades infinitas. 

Cloud Computing o computación en la nube

Las criptomonedas, un ejemplo claro para enseñarte cómo funciona la computación en la nube

¿Sabes lo que es una criptomoneda? Como ese no es tema que nos corresponde, la definiremos fácilmente, es una clave cifrada. Pero la esencia para crearla depende de la computación en la nube. El cloud computing funciona bajo tres principios fundamentales, la conexión a internet, sus funciones (el cerebro), y su hardware. Este último incluso es más importante que los dos anteriores, porque de allí dependen las limitaciones del proceso.En la creación de una criptomoneda, el hardware son todas las tarjetas de video y procesadores. La conexión es la vinculación entre cada nodo. Y el proceso son los algoritmos encargados de generar el código encriptado. Lo interesante es que son millones de ordenadores, trabajando día tras día para generar una clave.  (Que afortunadamente tiene un valor por encima de cualquier moneda física). Incluso es tan impresionante que, si se perdiera alguno de los tres elementos, sea hardware, conexión, o proceso posiblemente colapsaría la minería digital.Para la computación en la nube el todo es más que la suma de sus partes. La minería es un tipo de computación en la nube basada en la infraestructura. Ahora bien, este es uno de los tres tipos. Prepárate, porque en el próximo tópico te mencionaremos los otros dos y notarás que al menos uno de ellos ya lo utilizas.

Desde aplicaciones hasta uso de hardware, estos son los tipos de computación en la nube

Los tipos de cloud computing dependen de los elementos que lo componen: conexión, proceso, hardware. Si con estos tres elementos haces un triángulo, y en cada punta escribes sus partes tendrás estos tres tipos:

Infraestructura como servicio

El hardware es la idea predominante en este tipo de computación en la nube. Consiste en utilizar equipos remotos para aumentar el almacenamiento y los procesos de una empresa. Cuando contratas este servicio, ganas mayor capacidad para guardar tus bases de datos, hosting en la nube o centros de información. Sin embargo, también puedes invertir en velocidad de procesamiento. El proceso de minería digital es un ejemplo de infraestructura como servicio porque a través del hardware se generan estas claves cifradas.    

Plataforma como servicio

Las empresas que ofrecen este tipo de servicios te permiten experimentar tus aplicaciones dentro de su infraestructura. Su plataforma está condicionada para que pruebes tus programas sin problemas. Y gracias esto, podrás encontrar errores y corregirlos antes de salir al mercado. 

Software como servicio

Es un tipo de computación en la nube donde la empresa coloca a tu disposición su software para que le saques provecho. Ejemplo, los servicios de edición de video, fotos, música o videojuegos. Eso sí, no tendrás que preocuparte por cualquier fallo de aplicación debido a que la misma compañía se encargará de ellos. Netflix, Spotify, o YouTube son empresas que trabajan con este tipo de cloud computing. Debido que en ningún momento necesitarás descargar nada, solo necesitas tener una buena conexión y entrar en su página web. Todo esto es beneficioso para el usuario final, sin embargo, si decides implementar alguno de estos procesos en tu empresa también tendrás ventajas importantes.

Los beneficios son enormes cuando implementas la computación en la nube en tu negocio

Además de conectarte donde quieras, la computación en la nube traerá para tu empresa importantes ventajas:

Confianza

Una de las características de la computación en la nube es el respaldo. Cuando guardas tu base de datos en un servidor online, estás seguro de que esa información no va a ser destruida. Las empresas resguardan tus datos en más de un lugar evitando que se pierdan por accidentes. Esto aumentará tu confianza y la de tus clientes. 

Rentabilidad

Al contratar un servicio en la nube, ahorrarás todo el dinero que gastarías si realizas dicho proceso dentro de tu infraestructura. Además, no tendrás que preocuparte por mantenimiento, actualizaciones o fallas.    

Rendimiento

Los servicios en la nube tienen características que mejoran instantáneamente el rendimiento de tu empresa. Un ejemplo de ello es el enriquecimiento de la información (conversión de una información en estadística). Pero aún hay más. Aumento de la velocidad, mejora de los servidores o mayor estabilidad.La computación en la nube es un concepto que, hasta el momento, sigue mejorando. Machine learning, inteligencia artificial, ciudades o industrias 4.0 son algunos de los procesos que aprovechan esta tecnología. Si todavía tu empresa no ha dado el salto a la nube, hazlo ahora. Porque tu competencia tal vez ya lo hizo, y en este momento ya goza de los beneficios. 

 

   

  

Compartir publicación
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

SERVICIO ESPECIALIZADO
DE CALIPSO PARA LAS NECESIDADES DE SU EMPRESA.

Déjanos un mensaje

Puedes diligenciar el siguiente formulario o escribirnos directamente a